Deja la vida volar

Muro colectivo

por mirlo

tímida libertad cotidiana . el cielo, mi gata, dos libros y un paréntesis de tiempo . > el cielo enmarca al edificio lejos y presume en las ventanas sus nubes de colores . >> mi gata atraviesa lo alto con su mirar verde de cazadora en busca de pájaros . . >>> dos libros cuentan, en páginas de seda, la historia de una chica pelirroja soñadora y de una mujer con oficio de escritora . . . >>>> un paréntesis de tiempo perfuma mi tarde de hojas verdes con su magia . tímida libertad cotidiana . . . .

 
Leer más...

por byasmany85

Este es un cóctel muy conocido mundialmente, por su textura de color carmelita, su sabor dulce que lo hace parecer casi que a un postre y por su inconfundible olor a canela o a nuez moscada que inunda el local o la habitación en que nos encontremos degustando de este exquisito cocktail.

Este cóctel se creó según los expertos en honor a el temido pirata Henrry Morgan quien sondeaba las aguas del Mar Caribe en busca de batallas, de oro y riquezas.

Existe también una variante de este Cócktail llamado Mar Caribe, también en honor al famoso pirata y al Mar Caribe como su nombre lo indica.

''Alexander'''

Ingredientes

1/3 Crema de leche fresca ½ Ginebra Gordon 1/3 Crema Cacao M.Brizard 1 Cucharadita de azúcar La piel entera de un limón Hielo menudo

Preparación

En la coctelera vertir la crema de leche, la ginebra Gordon, la crema de cacao, la cucharadita de azúcar y el hielo menudo, luego batir enérgicamente, aproximadamente 5 segundos hasta que la coctelera comienze a sudar, después vertir el contenido en una copa Cócktail, colandolo bien con la misma coctelera o con un colador o “gusanillo” y para finalizar, decorar con la piel de limón.

Importante

Esta es una resetas de los años 1950, hoy en día este cocktail a tenido muchos cambios y se a ajustado a la región y localidad de algunos países, si te gusta puedes seguir está reseta o hacerla a la manera de hoy en día, de igual manera el sabor seguirá siendo agradable al paladar.

Experiencia

Ten en cuenta que a la hora de crear cócteles que lleven leche, siempre debes de utilizar la leche de vaca y leche entera, no utilices leche en polvo o demasiado industrializada pues el sabor y la textura de tu cóctel no van a ser los adecuados.

Conclusión

Si ya lo has probado en otras ocasiones o has intentado por tu cuenta siguiendo esta reseta, hasmelo saber a través de mi correo electrónico.

* Correo electrónico: (byasmany85@nauta.cu)

 
Read more...

por byasmany85

Cosmic

No es lo importante lo que uno hace, > sino cómo lo hace, cuánto amor, > sinceridad y fe ponemos en lo que > realizamos. #### Madre Teresa de Calcuta

Hola, quiero empezar a redactarles que estoy muy contento con la creación de este blog, pues es mi primer blog que e creado personalmente y siempre e querido tener un espacio virtual para difundir mi contenido, experiencia y aconsejar a aquellos interesados en el mundo de la coctelería, sin más quiero comentarles de que va mi blog y las cosas interesantes que voy a publicar en el.

  1. Resetas de cócteles de orígen mundial.

  2. Algunas historias que están detrás de los cócteles más famosos.

  3. Consejos, tips y secretos de gran utilidad y ayuda en el mundo de la coctelería.

  4. Imágenes de bares, cócteles y personalidades.

  5. Mi experiencia en la coctelería

Conclusión

Espero que les aya sido de su agrado está pequeña información acerca de mi blog de coctelería y que estén Interesados en el tema y me sigan para poder leer sus comentarios, opiniones, etc.

Contacta conmigo

  • Correo electrónico: byasmany85@nauta.cu
 
Read more...

por Rayadita

Otoño frío, mojado y de vientos estruendosos. Lluvias multidireccionales que mágicamente limpian hologramas, truenos sorpresivos que dejan insomnes y transpirando preocupaciones, árboles caídos en medio del camino como bloqueando la entrada a este hermoso paraíso. La leña húmeda dificulta el calentar de las cuerpas, como un mal amante. Otoño desafiante en la isla del encanto. Seres apartadas de sociedades atrapadas en creencias destructivas. Una isla que llama a la libertad de las almas, a embrujarse del silencio a veces tormentoso por los vientos, a olvidar por un momento los trabajos desgraciados y futuros inciertos.

 
Leer más...

por Por reducción al absurdo

Todos los colores son el mismo color

Todo parece poco cuando te levantas a mitad de los arbustos, girando lenta y cósmicamente. Enfermedad incurable que más parece un colibrí dando tumbos en medio del polvo que imagen marina. Ficciones les llaman a la acústica, a la victoria y la ayuda de los sátiros que se ríen de las noticias del día de ayer pero yo les llamo con mi saliva y un chispazo de planetas.

Quise llamar, encender una fogata que se alzara hasta los cielos, empujar anclas, averiarme en medio de las cloacas del De Efe -ya tan muerto como su nombre- cortejarte a tientas, escribir un manifiesto social lleno de relatos oscuros y de esperanzas monocromáticas.

En mí hay dos muelas que sangran con cada despojo, ruedas llenas de juicios y fantasías de prosecuciones. Toda mi vida ha sido como los molares últimos, como la edición limitada y comentada de un libro de Gredos; una traducción en línea con la integralidad de esas voces que manifiestan más que un dolor una súplica.

Cuando yo era alas cargaba leña para mi abuela, atizaba el fogón y no era más que una memoria andrógina y macroscópica. Cuando estaba vivo cargaba con las esperanzas de ser y haber sido engendrado por ídolos desdoblados en partes iguales. Hoy todos los colores son el mismo color.

-pingüino

 
Leer más...

por Rayadita

Estar en constante movimiento. A veces plena, otras abrumada. Las personas y su presencia, el ruido de un celular, voces que no paran de parlotear. Ojalá la burbuja fuera real. Hay días en que mi mente no me deja descansar. Es tan confuso... Querer y no querer. Estado de soledad. Estado paranoica. Estado ermitaña. Como nunca lo había visto en mí. ¿Seré anormal? ¿Qué es normal? El reloj no para de avanzar. Senderos sembrados cada vez más lejanos, más lejos de mí. Apartarme del mundo para no contaminarme más. Explorar el modo ermitaña en profundidad. Ser incomprendida en esta sociedad nunca fue tan real. Arrastrar los pies en medio del huracán. Desear un momento en el día para nutrirme del silencio, indagando en él. ¡Pero cómo gritan los pensamientos esperando ser elegidos! ¡Esperando permanecer en el tiempo! ¿Con cuál me quedaré hoy? Quizás con aceptar, como yo quiero ser aceptada. En mis silencios y desorden mental. Frío en los huesos. Frío álmico. Anhelar un abrazo enfrentando mi asociedad. Un abrazo sincero que ahora no llega. Penas. Ciclididades. Cuesta entender. Más les vale decir que voy premenstrual. Qué difícil abrazar los sentimientos sin prejuicios y con honestidad... Lágrimas otra vez... Hierba de san juan para aminorar el desconsuelo y lanzarme a la cama. Largos días, escasos descansos. Duerme, niña, duerme. Mañana volverás a renacer, con nuevos fuegos, con otra piel.

 
Leer más...

por loica

Después de meses de agonía, no hubo día en que se permitiese olvidar, cuanto odiaba a la policía. En su encierro, observaba incansablemente los amurallados límites de su universo. Estudió minuciosamente cada detalle a su alrededor: conocía la edad de las grietas y los clavos huachos en la pared. Incluso se fabricó un reloj invisible, para calcular el paso del tiempo, según daba el reflejo del sol en la ventana. Llegó a tal punto que una tarde, luego de varios meses, logró descifrar las enmarañadas fórmulas para medir la trayectoria periódica de las moscas. Se repetían una y otra vez, en estrictos 13 minutos y 12 segundos. Así, para poder capturarlas, sólo tenía que estirar la mano en el aire y echar cerrojo a la “jaula”, sin ningún tipo de esfuerzo. Sin embargo, ni la convicción de su técnica ni su propia voluntad le permitieron probar la culminación de su hazaña, pues su mente había olvidado por completo la instrucción necesaria para poder mover su cuerpx.

 
Leer más...

por tangara

hace tiempo no hay trabajo ni muchas posibilidades de buscarlo. hay tiempo de sobra y una angustia instalada con la que se lidia en la cocina, en el baño, en el comedor. angustia, rabia, culpa, pero también aceptación. han instalado una olla cerca. se cocina todos los días desde las 11 y cuando está se reparte. además han llegado donaciones de ropa y mercado. solo hay que estar allí cuando el comité defina que se puede repartir.

la olla se ha mantenido por varias semanas. ¿acaso se va a normalizar esto? el transporte está bloqueado porque los muchachos del barrio del lado se han dedicado a tirar piedras a las estaciones, y encenderles fuego. a ellos les gusta darse con la policía, dicen por ahí. una vecina había conseguido trabajo pero entonces tuvo que caminar cuatro horas para poder llegar, tarde, y otras cuatro para regresar. igual con el transporte se habría demorado al menos dos, con el bus lleno de gente. esta mañana no hay transporte y el noticiero está entrevistando gente para saber cómo se siente tener que caminar.

la cosa es que cada mañana se espera que hayan restaurado el servicio. a veces sí y a veces no. el transporte funciona unas horas. junto a la estación comienzan a llegar personas de otros lados como las 10 de la mañana, y hacia las 5 de la tarde ya hay suficiente gente y energía para bloquear la calle. entonces se cancela el servicio, llega la policía y comienzan otra vez los gases y las explosiones. el ruido va hasta entrada la madrugada, pero en la casa esa angustia solo se mezcla con la que viene de antes. ojalá que los muchachos regresen bien a sus casas.

 
Leer más...

por Por reducción al absurdo

Tierra de huajes

A 5 meses...

A veces siento miedo de que se me caiga el brazo derecho y que sirva de alimento para las abejas que buscan polen en esta época del año. Tengo miedo de que el bramido de los bisontes nos haga volcar por el paraje de una tierra de huajes secos.

Los solares que hacen de la tierra un cardumen nos salvaron la vida. Las raíces de los árboles gritaron de terror y un árbol se atravesó para detener nuestro descontrolado andar. Yo no vuelvo a esa tierra si no es volando por los aires a mas de 10,000 pies de altura.

La palabra vida ya no es trivial. La palabra vida ya no es más un juego de retórica para una reunión de poetas ebrios. La palabra vida se escribe con 4 letras. Con 4 letras se rasga el aire contaminado de nuestra ciudad y se paraliza el vivir de los que temen tocar con la punta de su nariz una mejilla.

¡¡Siembren un huaje que siento que se nos están acabando, que la tierra quedara pronto desierta y que nos acobardaremos a la hora de llamarle amor al cuidado cotidiano de la vida!!

-pingüino

 
Leer más...

por Por reducción al absurdo

Sábado se fue a dormir y Napoleón no es un número primo

El jueves no podía terminar su comida. La rutina le había hecho daño y todo alimento era más de lo que jueves podía digerir. Viernes vivía la melancolía de las repeticiones de su playlist de Lo-Fi, y cantaba, cantaba con una voz cálida y susurrante. Sábado tomaba mucho. No podía consigo mismo; sus dolores eran los dolores del mundo. Domingo rumiaba con el pasado y con los silencios de los que hoy se arrepiente. Lunes siempre cansado de una existencia siempre cíclica le dice a Martes que por favor ya deje esa computadora porque Miércoles tiene terapia y toma clases de Spoken Word.

Los 7 hermanos viviendo en pandemia son treméndamente monótonos, recursivos y transitivos. Los siete son enanos y están en el pico de su juventud. Demasiado energía les hace daño, demasiado ser ellos mismos les carcome la psique.

-pingüino

 
Leer más...

por Rayadita

Luna de nieve, caminando por la costa. Acompañada de dos seres y un sendero que me alumbra. ¿Hay algún sendero que bifurca? Luna de nieve, en la contemplación de la impermanencia me ilumina. Es un sendero de pura vida, muerte, latencia. Hoy estamos, mañana no sabemos. Observa este momento a ojos cerrados. Observa sin ver. Contempla la contradicción y abrázala sin miramientos, sin juzgar, sin acción. ¿Qué me dices, Luna? “La mar y sus elementos te lo están diciendo. Es tan evidente... templanza en todos tus movimientos. Fluye como las olas. Enciende tu camino con la mecha crepitante del término de un ciclo. No te olvides del cielo y sus estrellas, mucho menos de la Tierra. Encuentra en elles las respuestas a tus guerras. En un mundo impermanente debes estar consciente de conectar con los espacios que te entrega el medio ambiente. Abraza, besa, ríe, llora. Siente al máximo lo que tu ser implora. ¿Le escuchas? ¿Eres capaz? ¿Aceptas el desafío de olvidar tu nombre, tu ego y practicar el desapego? No te preocupes que nunca alumbraré el barco de la opresión “ Chaltumai, Kuyen!!!! Nuevos bríos en mí fluyen. Es un momento tan bello que podría imaginar mi muerte en tu sendero luminoso como un momento fuerte, sin instante veleidoso.

 
Leer más...

por Rayadita

Hace tiempo que no escribo. Estoy en la playa buscando el motivo. ¿Será la negatividad de la gente que se cruza en mi camino? Es que en Puerto Chismes se me juzga por pensar distinto. No saben que la deconstrucción es el rumbo que he elegido. No por ser mujer me dejaré pisotear por esbirros. ¿Machismos y discriminaciones? Eso no va conmigo. Mejor doy media vuelta y sigo con lo mío...

Día domingo mirando el paisaje estoy. Las nubes van cubriendo de misterio el cerro Leucotón. El sol alumbra, los árboles reverdecen en sus tantas variedades. Más me vale contemplar la belleza que sumirme en complejidades. Agradezco la paz de este momento, Algo bello entre tantas adversidades. Una tonina se asoma, mientras un barco revoluciona las olas. El silencio se ha hecho ruido... Una vez más el humano causando estribos. Mejor camino y parto a buscar otro escondrijo.

 
Leer más...

por Ombú

Hydra de la liberación [Apertura]

“Que tu defensa sea como el agua, la cual no demuestra forma”
孙子兵法 / Sun Tzu

Me encantan los bosques, aunque no sepa mucho de ellos, observar cómo conviven diferentes organismos y se transforman en ecosistemas llenos de vida que perduran en el tiempo.

Se me enseñó que el triunfo político estaba en la homogeneidad, en la unidad, en “la gran lista”, en lo uniforme. Discursos soberbios de que “la forma de hacer la revolución” es tal cosa, y así un dime y diretes entre institucionalistas y aquellxs que apostamos por la lucha no parlamentaria. Frases como “son amarillos” o estxs son “lxs monos”, siendo que en realidad nadie sabe muy bien cuál es la forma, y que ese quehacer o ese quenohacer es bien difícil escribirlo en mayúscula o pronunciarlo con seguridad.

Recuerdo que para el 2015 cuando casi perdimos al compa estudiante Rodrigo Aviles por la represión de los pacos para la marcha del 21 de mayo en Valpo, cuando lo impactaron desde muy cerca con el chorro del guanaco. En todo Chile se realizaron jornadas de protesta en contra del actuar de las F.F.A.A y en Santiago se organizó una doble jornada de marchas: tanto en el día como en la noche (la que fue una de las primeras marchas nocturnas y por decisión del en ese entonces intendente Claudio Orrego también una de las últimas, al menos por algunos años) [1]. Siempre han querido negarnos la noche.

En esa marcha sucedió una epifanía -palabra que aprendí hace poco- del hermoso 18-0CT. Cuatro años antes de la insurrección de octubre la alameda estuvo compuesta por dos columnas, con la cordillera a nuestras espaldas -como para que se lo imaginen- a mano derecha una gigante masa protestaba con canticos, batucadas y manifestaciones culturales; mientras que a mano izquierda la calzada ardía y las vitrinas de las grandes tiendas se hacían pedazos, se colectivizaban pañales y los caros remedios de las grandes cadenas de farmacias. Se oía ¿Quién necesita pañales? mientras me comia un chocolate.

El fuego se expandía desde Universidad de Chile hasta la Usach, los pacos por primera vez eran ampliamente superados en Santiago. Al medio de estas dos columnas existía como un muro invisible, no había ninguna interacción entre estas, nadie se molestaba ni juzgaba, convivíamos. Mientras el compa de la Unión Nacional Estudiantil (UNE) permanecía con sus ojos cerrados y en coma por primera vez ambas fuerzas nos miramos a los ojos.

Recuerdo también de ese día que la escuela de teatro de la UC realizaba una intervención por su compañero de universidad y cantaban al unisonó y a capella mientras levantaban las manos al cielo:

No nos vengan a decir que nada está sucediendo negra es la herida canto yo a los cuatro vientos roja es la herida que lleva mi descontento ay despertar yo vengo con mi carita negra nuestra gente aquí se está muriendo

<— Aquí va el link

Esa noche fue un conjuro, se podía compartir la calle. Años después este ecosistema maduro y las primeras líneas protegieron la manifestación en plaza dignidad y la manifestación protegió a las primeras líneas. Como una bella composición maestra, la unidad en la diversidad nos volvió prácticamente invencibles.

Permanentemente nos incitan a disociarnos a través de múltiples dicotomías (humano/animal) (racional/emocional) (femenino/masculino) (realidad/espectáculo) (pacifismo/violencia), etc. Construcciones binarias del mundo que habitamos. Quizás en nuestro pretender entender todo simplificamos y reducimos lo complejo, pero ¿y si renunciamos a lo semejante?, a exigir al diferente que sea y actúe igual, a que piense y sienta igual que yo. El gran partido, la gran organización proletaria, la patria grande, la forma correcta, el pensamiento del padre, la casa ordenada, las crías bañadas, en resumen: el orden.

¿Cuál es el valor del aparente caos del bosque? tal vez nuestro entendimiento humano no ha logrado observar la compleja coordinación de cada uno de los organismos diversos que componen este ecosistema, de ahí la belleza estética del collage.

Si pudiéramos preguntarle al ombú ¿cuál es la fortaleza de sus gigantes raíces?, nos respondería tal vez que es lo elástico de su consistencia así como la de nuestro cerebro, que su madera no es dura y que su estructura no es sólida, sino que es más bien blanda.

¿Entonces la ausencia de orgánica es un problema en sí mismo?

Durante el 18 0CT las generaciones adultas y la política tradicional sufría por la falta de conducción del proceso, no hay líder decían asustadxs. Y en lo que ellxs vían un problema otrxs veíamos un valor.

hydra7

Hay un viejo mito que cuenta la historia de un monstruo con forma de serpiente de muchas y múltiples cabezas llamado Hidra de Lerna, cuando a este el macho hércules le cortaba una cabeza estas se multiplicaban y crecían dos aún más fuertes en su lugar. También en la zoología hay un organismo hermafrodita e invertebrado del mismo nombre, el cual tiene un asombroso poder de regeneración y carece de órgano central, es decir es descentralizado. Además, su cuerpo no es estable, sino que es dinámico pues cada célula juega diferentes roles a lo largo del tiempo, incluso se le considera biológicamente inmortal por su capacidad de auto reproducción.

Es como el capitalismo, este va mutando, está en constante movimiento y transformación. La ausencia de centralidad y su dinamismo constante son su virtud. El capitalismo no tiene moral ni ética solo una regla básica: producir cápital, dar valor, cosificar.

Por ejemplo, te acuerdas de un capítulo de Black Mirror llamado «Fifteen Million Merits» donde el protagonista amenaza con suicidarse en un programa de televisión. Finalmente no lo hace para terminar transformándose en aquello que criticaba: una figura del espectáculo, su crítica había sido absorbida, se había transformado en un producto, en una mercancía más, en fetiche.

El capitalismo tiene muchas caras, el Partido Republicano y la Democracia Cristiana son parte de un mismo movimiento, el amable cura y el terrible verdugo responden al final a un mismo látigo. Y al fascismo, la cara más salvaje del capital, también le encantan el fuego y la insurrecciones, es solo cosa de recordar como el olor y la imagen de las cenizas cayendo del cielo se robaron la agenda política y mediática del país, esto producto de la serie de incendios forestales durante el último año del gobierno de Bachelet (2017), cuando mientras se desarrollaba el proceso de cabildos para una nueva constitución literalmente se quemó el centro y el sur de Chile [2]. Esa vez fueron ellos, dos años después sería el pueblo.

Si el capitalismo se apropia de nuestras herramientas de vez en cuando ¿Por qué anular a quienes apuestan por una de las suyas? La democracia. Pero es importante insistir en que el capitalismo y sus caras no son estáticas, sus estrategias son dinámicas, a partir de esto se entiende el bombardeo del 73’ al símbolo de la república y de la democracia: El palacio de La moneda.

Desde el anarquismo por ejemplo, ¿Por qué no abrirse a votar de vez en cuando? o desde la institucionalidad ¿Por qué no renunciar a hacerlo en determinadas circustancias? como para quitarle peso a determinado proceso, como por ejemplo haberse restardo de firmar el famoso Acuerdo Por la Paz Social y la Nueva Constitución del 15 de noviembre. Sin embargo, la unidad no necesariamente significa hacer lo mismo que el otro, hasta incluso podria significar llegar a hacer lo contario, como un ecosistema político complejo.

¿Como y donde atacas a aquello que no tiene forma unica? a lo invisible y de infinitos nombres. La hydra de la liberación podría ser igual de fuerte, imagina el mito de Medusa y a su cabello de serpientes como tentaculos.

Sentir el agua, confiar y flotar en la potencia de lo incierto e incontrolable, abrazar la duda, mutar constantemente.

La lógica de la rigidez y de los nombres de hombres, los mártir, el rey, el caudillo, Jesús, Allende, los de barba y pipa, etc... a sido una de las debilidades de la izquierda, sin embargo hoy la fortaleza es precisamente la ausencia de nombre y en su lugar un concepto: El perro matapacos. Es el gran símbolo del 18 OCT, nos aglutina a todes lxs quiltrxs y desborda lo humano. El eje político real: la inmensa mayoría de abajo y las tres comunas de arriba (y aún aquí con resistencias). Matapacos no hay pena por tu ausencia porque es el ciclo de la vida, así como el árbol viejo es abono para el bosque. Siento que es hora de enterrar a los patriarcas, dejar a los Allendes [U.P] y Migueles [M.I.R] descansar, cuyos lentes y ojos no lograron ver el valor de la diversidad de los colores, el negro, el rojo y el rojinegro son bellos, pero también existe el verde, el morado, los matices y la diversidad de tonalidades que son preciosas e infinitas.

Si le damos lugar a la trans-versalidad abandonando dogmas y a las iglesias del pensamiento, quizás estrategias diferentes si puedan convivir en un ecosistema político emancipador aunque en apariencia parezcan formas contradictorias.

Para terminar, confieso que todas estas palabras nacen a partir de la tercera aparición de la araña en mi vida y a modo de resumen les contare un poco.

La primera vez que la araña se apareció fue para el estallido social/insurrección popular, cuando con vecinxs nos organizamos en el cerro para limpiar la quebrada. Mientras sostenía la carretilla una araña tigre se posaba en mi mano sin mostrar ninguna de las dos, ni ella ni yo algún gesto de temor. Ese día también aprendía que el fuego puede ser tierno y familiar, pues en circulo lo rodeamos mientras quemábamos toda la basura y colectivamente lo cuidábamos para que así no fuera a quemar nuestras propias casas, ya saben cómo son los incendios aquí en la quinta. Era la primera vez que nos organizábamos en la escalera, luego en otras ocasiones utilizamos el fuego para hacer papas fritas y generar recursos para alegrar la vida de los, las y les más peques. Ver el fuego controlado mientras en paralelo en las calles se desbordaba fue una revelación y me hacía imaginar que algún día lo podrían llegar a prohibir, onda ya no solo criminalizar la molotov, sino que también al fuego en sí mismo; encendedores, las típicas cajitas copihue, los quemadores de la cocina ¿Te imaginas?, tendríamos que comer todo helado y pasaríamos frio mientras ellos posiblemente tendrían sofisticados recursos de calefacción y modernas cocinas de 6 platos para sus 12 hijxs, o más -platos e hijxs- quien sabe.

La segunda vez que se me apareció la araña e intentare no alargarme tanto esta vez, fue una vez acostada luego de mostrar un pedacito de documental gracias al cual pude presenciar un encuentro de mujeres intergeneracional, todas muy diferentes como una buena ensalada.

La tercera y última fue ayer escuchando los resultados de las elecciones, mientras escuchaba que independientes tienen la hegemonía de la convención, que la derecha no lograba el tercio y que al Frente Amplio con el Partido Comunista le había ido muy bien, lo que consolidaba su alianza Apruebo Dignidad. Me alegraba por Irací Hassler y por lo mal del facho Alessandri en Santiago. Y también, yo que nacío y críao por ahí, me alegraba por Emilia Ríos y por las comunas emblemáticas que perdía la derecha -más allá que no me guste nah RD y que antes considerase a algunos partidos del F.A como mis más archienemigos, sin que ellos me considerasen algo necesariamente o siquiera supiesen que existo-. Bueno me alegraba por Mundaca y por la lucha del agua. También viendo a Ítalo Bravo recordaba al compa que me hospedo en su casa cuando me quede sin bus en San Antonio y el cual militaba en Igualdad. Me sentía feliz por las mujeres electas y por la Machi Linconao. También me emocionaba mucho ver a la “tía pikachu” en su cocina que perfectamente podría haber sido mi humilde cocina de 4 platos no más – y uno que otro medio tapado- . Ella hablando de lxs presxs políticos, de lxs mutiladxs, de lxs muertxs de la revuelta, mientras abrazaba a sus hijxs junto a su compañero. Por fin una casa como la mía pensaba, por fin alguien como yo pensaba. Pensaba en las palabras de la Fabiola igual y volvía a mi mente el Rodrigo Avilés.

Mientras todas estas emociones ocurrían una araña chiquitita y oscura se posaba en mi hombro, sin miedo la intenté agarrar para dejarla en la terraza, pero ella comenzaba a moverse y a producir telaraña, la cual pude ver: un delgado hilo medio trasparente. Al final con una servilleta la logre dejar afuera y me pregunte sobre lo que se viene, sobre las redes y el tejido social recompuesto, sobre la araña, sobre Jadue, la Gladys, Lemebel y la homofobia de la izquierda, la Lista del pueblo, Spider-man, Stingo, la amiga que salió constituyente en el D-15, y sobre las diferentes tendencias (feministas, troskistas, comunistas, socialistas, anarquistas…) en la diversidad de colores de las que les hablaba antes y la cual me causa tanta esperanza (ese mito de la caja de pandlra será para la próxima) y tantas ganas también de volver a participar, de volver al “solo el pueblo ayuda al pueblo”, a la pala y a los voluntariados, la propaganda callejera, las asambleas, las marchas, las calles. Pero tambien a mis raices, a la tierra, al arado, a la soberanía alimentaria, a la conquista del pan que se nos niega cuando las cosas se ponen álgidas y estas pocas familias de estas tres comunas nos quieren atacar.

Pienso en prepararnos en defensa, pues siempre nuestra ofensiva a sido buena y ahora es contundente y evidente.

Escucho algo, es el vecino Rubén, un ajedrecista del puerto que luego de contarme que no había ido a votar me dice ¿izquierda o derecha?, ¿izquierda o derecha? insiste mientras esconde sus manos. Esa le digo y apunto a la izquierda. Yo parto. Comienzo a pensar, pero no pasa mucho rato, me está mirando de reojo, tiene el ceño medio fruncido, me dice: Comienza con el peón de la dama

Ahora me explica la defensa Stone wall y me habla de un tal Harry Nelson Pillsbury. Lo anoto en una hoja suelta llena de porcentajes escritos con lapiz pasta azul. Vuelvo a la partida.


1- www.emol.com/noticias/nacional/2015/05/28/719077/orrego-emplaza-a-estudiantes-a-condenar-hechos-de-violencia-en-marcha-que-culmino-con-saqueos.html

 
Leer más...

por Ombú

y ahora ¿Cuántas letras componen tu nombre -si ya no nos vemos-? ¿Para qué los ojos si a estos les cuesta ver y llorar?

La Chavela resuena mis lágrimas mientras fumo tabaco bajo el cobijo del sol -pero no me lo acabo-.

Hoy no pude salir a trotar (otra vez) pues ayer soñé contigo y con una casa tuya en la playa me arreglaba en el espejo en la medida de lo más posible entendiendo que los milagros no suceden siempre y que bajo el cielo nos toca el reflejo que nos tocó.

Me pinté mal y mi boca parecía sangrar o quizás comí un fruto y no me di cuenta, Tremendo jugo

Debe ser la falta de costumbre. Maldita costumbre y malditos modales malditos los códigos, las normas y los QR y también maldigo los T.Q.M, los S.Q.M, etc...

A todo esto con una sonrisa forzada, pero caprichosa pues sé que este sufrir me inspira oraciones, mundanas son las oraciones de este mundo que habito aunque celeste se vistan mis manos cuando desnudo al turquesa

Me aceptaste y nombraste en cálidos gestos y esos fideos... Volvíamos a los fideos es decir a la cotidianidad.

Pienso en tu leche y en tu lecho descansar pienso en tu pensar y eso me excita sabih... en abandonar este melodrama y bailar a ratos este vals

wua Fotografía: Jaques-Henri Lartigue

 
Leer más...

por loica

Mi voz, mis palabras, mi ser, suelen navegar por las nubes invisibles del internet.

En ocasiones se encuentran con otras, se miran, conversan, afloran.

Y sin embargo, en ocasiones, con un ínfimo “click”, me silencio a mí mismx, hago “como que no estoy”, desaparezco, me apago también.

La verdad es que, yo sólo quiero sentirles, y en ocasiones, sólo siento el despiadado frío de mi pantalla.

 
Leer más...