Tierra de huajes

A 5 meses...

A veces siento miedo de que se me caiga el brazo derecho y que sirva de alimento para las abejas que buscan polen en esta época del año. Tengo miedo de que el bramido de los bisontes nos haga volcar por el paraje de una tierra de huajes secos.

Los solares que hacen de la tierra un cardumen nos salvaron la vida. Las raíces de los árboles gritaron de terror y un árbol se atravesó para detener nuestro descontrolado andar. Yo no vuelvo a esa tierra si no es volando por los aires a mas de 10,000 pies de altura.

La palabra vida ya no es trivial. La palabra vida ya no es más un juego de retórica para una reunión de poetas ebrios. La palabra vida se escribe con 4 letras. Con 4 letras se rasga el aire contaminado de nuestra ciudad y se paraliza el vivir de los que temen tocar con la punta de su nariz una mejilla.

¡¡Siembren un huaje que siento que se nos están acabando, que la tierra quedara pronto desierta y que nos acobardaremos a la hora de llamarle amor al cuidado cotidiano de la vida!!

-pingüino